Historia de la Ruleta:

casino ruletaLa ruleta es uno de los juegos preferidos por los jugadores y uno de los más sencillos de entender. El juego consiste en adivinar en que lugar caerá la bola.

Su nombre proviene de la palabra francesa Roullete, cuyo significado es «rueda pequeña».

Existen distintas teorias sobre su historia, pero en su versión más popular podemos encontrar que el origen del juego se remonta al siglo XVII. El matemático Blaise Pascal diseñó su versión primitiva que constaba de 36 números (sin el cero) en el trascurso de sus investigaciones buscando la máquina del movimiento perpetuo.

Esta ruleta la usaban como entretenimiento entre sus círculos de amistades, sin embargo para los casinos no era rentable, ya que estadísticamente todo lo que se apostaba se repartía en premios.

Años más tarde en 1804 los hermanos Francois y Louis Blanc, decidieron ir un paso más lejos y presentaron la ruleta con un solo cero, la cuál, empezaron a introducir en los casinos de la época consiguiendo así una ventaja de la casa del 2.7%.

A principios del siglo XIX la ruleta se fue expandiendo por toda Europa y América rápidamente, aunque en América no tuvo una cálida acogida debido al bajo porcentaje de la casa, así que decidieron añadirle un doble cero extra al tablero, convertiéndose así, en uno de los juegos de casino más famosos y populares.

Gracias a las nuevas tecnologías y a la llegada de internet a las casas de todo el mundo, entre finales del siglo XX y principios del siglo XXI, personas de todo el mundo pudieron disfrutar de la ruleta desde la comodidad de sus casas, hasta llegar a ser lo que conocemos hoy en día.

 

¿Cómo se juega?

El juego consiste en adivinar en que lugar caerá la bola que será lanzada por el crupier.

Los jugadores deberán colocar sus apuestas sobre el tapete del juego, atendiendo a su intuición o estrategia, hasta que el crupier diga la famosa frase «no va más». En este momento, los jugadores dejarán de colocar apuestas y éste lanzará la bola. Ganarán aquellas apuestas que coincidan con el número o sección en el que cayó la bola.

Una vez pare la bola, dependiendo el tipo de apuestas que el jugador haya realizado, el crupier pagará sus apuestas a los ganadores y procederá a retirar las apuestas de los perdedores.

 

¿Qué tipos de apuestas puedo hacer?

Si quieres jugar a la ruleta ya sea en un casino online o un casino físico deberías conocer las reglas básicas del juego y los tipos de apuestas que podemos hacer perfectamente, de esta manera, se verán incrementadas tus posibilidades de ganar.

• Apuestas sencillas: Son las apuestas más fáciles de realizar. Son las apuestas conocidas como rojo/negro, par/impar, falta/pasa.

  • Rojo/Negro: Cubre 18 números de la mesa y podrás ganar 1 vez lo apostado + tu apuesta.
  • Par/Impar: Cubre 18 números de la mesa y podrás ganar 1 vez lo apostado + tu apuesta.
  • Falta/Pasa: Cubre 18 números de la mesa y podrás ganar 1 vez lo apostado + tu apuesta.

El cero es el único número que no es rojo, negro, par, impar, falta o pasa, cuando sale el cero las apuestas sencillas quedarán retenidas o se recuperará la mitad de la apuesta, esto dependerá de las reglas del casino en cuestión.

• Apuestas múltiples: Además de las apuestas sencillas podrás apostar siguiendo otros criterios.

  • Doble Docena: Cubre 24 números de la mesa y podrás ganar la mitad de lo apostado + lo apostado.
  • Doble Columna: Cubre 24 números de la mesa y podrás ganar la mitad de lo apostado + lo apostado.
  • Docena: Cubre 12 números y podrás ganar 2 veces lo apostado + lo apostado.
  • Columna: Cubre 12 números y podrás ganar 2 veces lo apostado + lo apostado.
  • Seisena: Cubre 6 números y podrás ganar 5 veces lo apostado + lo apostado.
  • Cuadro: Cubre 4 números  y podrás ganar 8 veces lo apostado + lo apostado.
  • Trasversal: Cubre 3 números  y podrás ganar 11 veces lo apostado + lo apostado.
  • Caballo: Cubre 2 números  y podrás ganar 17 veces lo apostado + lo apostado.
  • Pleno: Cubre 1 número  y podrás ganar 35 veces lo apostado + lo apostado.

• Apuestas avanzadas: Las apuestas anteriores se pueden combinar para apostar a un conjunto de números según su distribución en la ruleta.

  • Según la distribución de la ruleta.
  • Apuestas finales según la distribución de la ruleta.

ruleta

 

¿Qué estrategias podemos seguir?

Si te gusta jugar a la ruleta probablemente hayas visto que en internet circulan miles de estrategias y sistemas que prometen ser infalibles y hacerte rico rápidamente, pero nosotros lo vamos a desmentir, ya que a día de hoy no existe ninguna estrategia que sea 100% fiable.

Sin embargo, si que es cierto que algunas de estas estrategias pueden hacer que aumentemos nuestras posibilidades de ganar, pero como bien sabes la ruleta no es más que un juego de azar, por tanto es totalmente imposible predecir donde caerá la bola, en el momento que esta empiece a girar.

A continuación os dejamos algunas de las más conocidas:

Recuerda siempre que ninguna estrategia es fiable al 100%, todas ellas conllevan unos riesgos, así que si tu intención es hacerte rico de la noche a la mañana, probablemente este no sea tu juego, ya que todas las estrategias requieren mucha constancia, paciencia y conocimiento.

 

Curiosidades que desconocías de la ruleta:

  • La primera ruleta de la que tenemos constancia fue inventada por Pascal y no contaba con ningún “0”, más tarde a finales del siglo XIX los hermanos Blanc añadieron a la ruleta el número 0, por lo que pasó a ser más rentable para los casinos y es la que a día de hoy conocemos como ruleta europea.
  • Las bolas de ruleta estaban hechas de marfil, ahora se hacen de plástico o teflón.
  • Si sumamos todos los números de la ruleta nos da el número “666” conocido por todos como el número del diablo.
  • La ruleta es el segundo juego más jugado en el casino, después de las famosas máquinas tragamonedas.
  • La figura que se utiliza en la ruleta americana para señalizar el número se llama “Dolly”.
  • El nombre de Ruleta procede de la palabra francesa “Roullete” cuyo significado es “rueda pequeña”.
  • Las fichas de cada jugador son de un color distinto para que no se confundan.